Dubai

Un gran número de bancos y firmas de corretaje se han establecido en Dubái atraídos por el constante crecimiento de la región, la actividad comercial y de inversiones transfronteriza, las fusiones e inversiones y la reestructuración de empresas propiedad del Estado actualmente en curso.

Desde el Centro Financiero Internacional de Dubái (DIFC), empresas e instituciones financieras pueden ofrecer sus servicios en una región cuya demanda de financiación va en aumento y respaldar a las cada vez más sofisticadas empresas que operan en la región y sus alrededores. En los últimos años se ha experimentado una expansión del sector corporativo cuyas necesidades de financiación son cada vez más complejas.

El Centro Financiero Internacional de Dubái es un centro financiero estratégicamente situado entre oriente y occidente, proporcionando así una plataforma segura y eficaz desde la que empresas e instituciones financieras pueden involucrarse y llegar a mercados emergentes de la región.

El Centro Financiero Internacional de Dubái actúa como puente global entre las diferentes franjas horarias, conectando centros financieros destacados de occidente como Londres o Nueva York y centros orientales de igual importancia como Hong Kong y Tokio. Además, la calidad y variedad de regulaciones independientes, un marco de derecho común, infraestructuras de apoyo y un régimen fiscal favorable hacen de Dubái la base perfecta para sacar partido a una región cuya demanda de servicios financieros y empresariales crece rápidamente.