Dubai

Dubái está considerada como la sede de algunas de las mejores instalaciones logísticas del mundo. Por su ubicación, geográfica y estratégica, Dubái es un punto de encuentro natural para empresas occidentales y orientales y ha sido durante siglos un componente clave en las rutas comerciales entre Asia, África, Europa y muchas otras áreas.

A raíz del crecimiento económico de países como India y China, en particular, Dubái ha vuelto a ser el punto de referencia para la distribución global. Además, el bajo costo logístico y las impresionantes infraestructuras (que el Banco Mundial ha calificado como las mejores de Oriente Medio) han llevado a una gran inversión extranjera.

Dubái es el tercer centro de reexportación del mundo en cuanto a capacidad. En 2011 se alcanzó un nuevo récord en el emirato, con 246 mil millones de AED en exportaciones y reexportaciones, un aumento del 15% respecto al año anterior.

El puerto emiratí Jebel Ali se encuentra entre los diez principales puertos de contenedores del mundo y el Aeropuerto Internacional de Dubái recibió a más de 70 millones de pasajeros en 2014. Todo ello no hace sino resaltar el compromiso de Dubái en convertirse en una red empresarial internacional de primer orden.

Esta infraestructura logística sin igual es un imán para las empresas que o bien desean establecerse en Dubái o bien quieren expandir sus negocios a Oriente Medio. Como pueden corroborar los cada vez más numerosos inversores extranjeros, no existe otro lugar en la región que pueda compararse con la eficacia, viabilidad y rentabilidad de Dubái como centro logístico.