¡Se ha añadido a sus Favoritos!

Inicie sesión o cree una cuenta para guardar sus favoritos y recibir recomendaciones personalizadas.

Iniciar sesiónRegistrarse

Iniciar sesión para dar me gusta

Inicie sesión o regístrese para darle "me gusta" a este contenido

Iniciar sesiónRegistrarse

Arte y cultura

10 cosas que quizás no sabía de Dubái

Mon, August 24, 2020

Los grandes logros de Dubái aparecen a menudo en la prensa, pero aquí le mostramos algunos datos menos conocidos para que descubra otro lado de la ciudad.

Los grandes logros de Dubái aparecen a menudo en la prensa, pero aquí le mostramos algunos datos menos conocidos para que descubra otro lado de la ciudad.

1

Los seres humanos se asentaron en Dubái hace mucho tiempo

El crecimiento de Dubái ha sido exponencial en las últimas décadas, pero hace muchos años que hay asentamientos humanos en la zona. Los restos arqueológicos, como las cabezas de lanza, han demostrado que ya había seres humanos en la zona hace más de 100.000 años. Cuando la zona todavía estaba compuesta por extensos pastos, era el lugar perfecto para los primeros cazadores-recolectores que empezaban a criar ganado.

Si quiere saber más sobre los yacimientos arqueológicos de Dubái, visite el museo Saruq Al-Hadid y sumérjase en los últimos hallazgos sobre este enclave desértico que, hace unos 3000 años, fue un verdadero centro metalúrgico.

2

Dubái guarda relación con civilizaciones antiguas

Jumeirah Archaeological Site

Hay algunos registros de Dubái que datan su existencia de, al menos, antes del siglo XVIII, de modo que no es fácil averiguar si los primeros visitantes humanos estaban solo de paso o decidieron quedarse por la zona. Sin embargo, los arqueólogos han encontrado pruebas que demuestran que este territorio, donde ahora se encuentra Dubái, estuvo habitado sobre el año 2500 a. C., en el que se conoce como periodo Umm an-Nar.

También se cree que los pobladores de esta época estaban emparentados con la misteriosa civilización de Magán. Este pueblo de la Antigüedad controlaba el lucrativo comercio del cobre en la zona y era conocido por sus excelentes habilidades de construcción naval.

3

La recolección de perlas fue el principal motor económico de Dubái

Antes de que se descubriera petróleo en Dubái a finales de los años 60, el principal oficio en la ciudad era la recolección y el comercio de perlas. A comienzos del siglo XX, había unos 300 «dhows» trabajando desde la ría de Dubái. La recolección de perlas no era una profesión fácil en absoluto. Los marineros pasaban meses navegando, entre mayo y septiembre, y buceaban hasta 14 horas al día. Además, precisaban de una gran destreza, ya que los buceadores alcanzaban hasta 12 metros de profundidad con tan solo una bocanada de aire, e inspeccionaban el fondo marino con un peso atado a la cintura.

¿Se ha quedado con ganas de saber más? Dubái dispone de un Museo de la Perla especializado en el tema, donde podrá contemplar una impresionante colección de perlas árabes únicas del golfo Pérsico, así como materiales, herramientas, mapas y mucho más.

4

El edificio más antiguo de Dubái tiene 230 años

Dubái es conocida por sus impresionantes rascacielos, pero también por su arquitectura histórica. El edificio más antiguo de la ciudad es el fuerte de Al Fahidi, construido en 1787. Por aquel entonces, se utilizaba para proteger a la ciudad de los ataques por mar y por tierra.

En 1969, Sheikh Hamdam Bin Rashid Al Maktoum tomó la decisión de convertir el edificio, por entonces en desuso, en un museo. Dos años más tarde tuvo lugar su inauguración, una puerta abierta a la historia de Dubái donde contemplar objetos históricos que datan de hasta el año 3000 a. C. Hoy en día, el Museo de Dubái sigue siendo una atracción imprescindible para cualquiera que visite la ciudad.

5

En los años 60 había muy pocos coches

Un buen ejemplo de lo mucho que ha cambiado la ciudad es el número de coches que circulan por sus carreteras. Hoy en día, hay aproximadamente 1,4 millones de vehículos registrados en Dubái, pero ¿se atreve a adivinar cuántos había en 1968? Aunque cueste imaginarlo, ¡por aquel entonces solo había 13 coches registrados en la ciudad!  

Descubra las maravillas automovilísticas del mundo y de Dubái en la Nostalgia Classic Cars Gallery de Alserkal Avenue. Este austero almacén alberga una selección de vehículos clásicos restaurados, incluido un Ford Model T de 1923, el primer coche del mundo que estuvo al alcance de la gente de a pie.

6

En Dubái hay un edificio de oficinas impreso en 3D

Dubái salió en todos los periódicos en 2016 por ser la primera ciudad del mundo donde se había construido con éxito un edificio utilizando técnicas de impresión 3D. Tres años más tarde, en diciembre de 2019, el emirato fue el primer lugar del mundo en alcanzar otro gran logro: construir el primer edificio de oficinas a través de impresión 3D, el cual es, además, el mayor edificio del mundo impreso en 3D.

La construcción de este edificio de oficinas, con dos plantas y 9,5 metros de altura, solo precisó de tres trabajadores de la construcción y de un técnico de impresión. Durante la próxima década, se prevé que haya otros muchos edificios impresos en 3D por la ciudad, puesto que el Gobierno se ha propuesto utilizar esta técnica en el 25 % de la edificación de la ciudad para 2030. 

7

Visite a los padres fundadores de los Emiratos Árabes Unidos en Hatta

En 2017, se llevó a cabo un homenaje a los padres fundadores de los Emiratos a través de un mural de 80 metros de altura a lo largo de la presa de Hatta. Ejecutado por el artista callejero alemán Case Maclaimon, esta obra es uno de los mayores murales del mundo. Emiratos Árabes Unidos se constituyó como país en 1971 tras la unión de siete emiratos. Este acuerdo fue liderado por Sheikh Rashid bin Saeed Al Maktoum, exdirigente de Dubái, junto con Sheikh Zayed bin Sultan Al Nahyan, exdirigente de Abu Dabi.

El enclave de Hatta tiene una gran importancia histórica también por otros motivos. Los arqueólogos han encontrado más de 50 tumbas antiguas en la zona, además de joyas y piedras pintadas.

8

Los beduinos contribuyeron a dar forma a la ciudad

El pueblo beduino ha vivido por la zona donde se encuentran los emiratos, incluido Dubái, desde hace miles de años. Su propio nombre procede de la palabra árabe «badawiyin», que significa «el pueblo del desierto». Las primeras tribus beduinas que llegaron a la región eran nómadas y se dedicaban al pastoreo de camellos. Sin embargo, posteriormente adquirieron otras profesiones, como marineros o recolectores de perlas, y también construían los barcos de madera («dhows») que aún navegan por la ría de Dubái en la actualidad.

La tenacidad y capacidad de adaptación de los beduinos contribuyó al crecimiento de Dubái en sus comienzos. Hoy en día, muchas tribus beduinas han mantenido vivas sus tradiciones, viven en comunidades en el desierto y hablan su lengua vernácula, el badawi, además de árabe.

9

En Dubái se fundó la primera escuela pública de los Emiratos

La escuela Al Ahmadiya fue fundada en 1912 por el comerciante de perlas Sheikh Mohammed bin Ahmed bin Dalmouk. En ella se educaba a niños de bagajes muy diversos, incluido el propio exdirigente de Dubái, Sheikh Mohammed bin Rashid. Esta escuela pública, ubicada en Deira, fue la primera de la región y solo pagaban para asistir los hijos de las familias más adineradas. Aunque los contenidos iniciales se centraban en el estudio del Corán, más adelante se fueron incluyendo otras asignaturas, como Ciencias y Geografía, así como actividades ocupacionales, como la recolección de perlas.

A finales de los años 50, la escuela se fue quedando pequeña para dar cabida a todos los alumnos, de modo que se trasladaron a otro lugar. En 1994, se comenzaron las obras para acometer una preciosa restauración del edificio original con el objetivo de preservar su arquitectura tradicional emiratí. Tras la reforma, el espacio pasó a ser un museo donde se cuenta la historia de la educación en la ciudad.

10

La cetrería es una tradición milenaria

Los halcones se asocian desde hace mucho tiempo con la cultura emiratí, y por un buen motivo. Estas majestuosas aves han sido un instrumento fundamental para los beduinos desde hace miles de años, y están entrenadas para cazar a sus presas en pleno desierto. En los últimos años, la cetrería se ha convertido en un deporte muy popular en Dubái, tanto que la ciudad cuenta con un hospital veterinario especializado en estas aves. Además, son los únicos animales que pueden viajar en los aviones del país.

No deje de visitar el Falcon and Heritage Sports Centre en Nad Al Sheba para descubrir el papel que desempeñan estas increíbles criaturas en la cultura emiratí.

No se pierda nada

Reciba las actualizaciones más recientes sobre qué hacer en Dubái

Toda la información facilitada se procesará de acuerdo con nuestra Política de privacidad.