¡Se ha añadido a sus Favoritos!

Inicie sesión o cree una cuenta para guardar sus favoritos y recibir recomendaciones personalizadas.

Iniciar sesiónRegistrarse

Comida y bebida

Postres árabes tradicionales que no puede dejar de probar en Dubái

Sun, January 17, 2021

Ponga el broche de oro a una buena comida con un dulce árabe, como el delicioso luqaimat o el exquisito Umm Ali.

Ponga el broche de oro a una buena comida con un dulce árabe, como el delicioso luqaimat o el exquisito Umm Ali.

1

Maamoul

Harina, dátiles, especias y miel son los ingredientes básicos de la mayoría de los pasteles árabes, y todo emiratí tiene una abuela que guarda como oro en paño una receta secreta que ha pasado de generación en generación. Igual de tradicionales son las galletas especiadas de dátiles conocidas como maamoul, que comúnmente se sirven en grandes cantidades en los majlis (la sala para recibir a los huéspedes en las casas árabes). Generalmente se les añade pasta de dátiles y frutos secos picados y se les da forma en moldes decorativos antes de hornearlas.

Su sabor mantecoso es el acompañante perfecto para una buena taza de café arábigo y, aunque es imposible mejorar la receta de la abuela, en las cafeterías tradicionales emiratís también se sirven estas galletas que reflejan la clásica hospitalidad árabe. Acompáñelas con un delicioso té en el Mamikonyan Restaurant and Cafe de Al Seef.

2

Umm Ali

El sabroso Umm Ali es parte integrante del núcleo gastronómico de Arabia. Su nombre significa «Madre de Alí» y es muy común en fiestas religiosas y otros eventos especiales.

Este delicioso pudin cremoso de pan y mantequilla es ligeramente diferente al que se prepara en occidente: para su elaboración se utiliza hojaldre o cruasanes machacados colocados en un gran plato con pistachos, copos de coco desecado y pasas o dátiles. Seguidamente se vierte por encima una mezcla de leche, nata y azúcar y se deja que la pasta se empape bien con esta mezcla antes de hornearla. Ninguna celebración se da por terminada sin antes tomar dos o tres platos de esta delicia. Pruebe este exquisito postre en ILA Restaurant & Cafe, en Al Seef. 

3

Basbousa

La basbousa es un pastel típico levantino que se toma comúnmente en las comidas familiares. Su receta es bastante simple: el pastel se prepara casi exclusivamente a base de sémola y a veces se le añade coco rallado, se empapa en sirope y se adorna con almendras blanqueadas antes de servirlo.

En comparación con otros postres de la región, la basbousa tiene un sabor suave y es sorprendentemente ligera; un postre fácil tanto de elaborar como de comer. Algunas variaciones de la receta original pueden incluir un glaseado de miel, agua de rosas o de azahar para aportar un aroma floral a la masa, o yogur cremoso para darle al pastel una textura más húmeda y densa. Pruébelo en Al Fanar, en Dubai Festival City, una auténtica oda al legado gastronómico de los EAU.

4

Chebab

Solo con oír el nombre de este exquisito plato para desayunar se le hace a uno la boca agua. Esta versión local de las tortitas es una de las delicias emiratís con más éxito; un verdadero placer para los sentidos.

Todo restaurante que sirva el chebab tiene su propia receta secreta, aunque normalmente se utiliza la clásica masa de tortitas de harina, azúcar y huevos a la que se le añade una buena cantidad de cúrcuma, cardamomo y azafrán. Tras un par de vueltas a la sartén, estas esponjosas tortitas ya están listas para ser devoradas bien cubiertas de sirope de dátiles. Comience el día con un buen plato de chebab caliente en luminoso y tranquilo entorno de la Arabian Tea House.

5

Khameer

El khameer (que significa levadura en árabe) es un delicioso pan con décadas de historia. Se prepara a partir de pequeñas bolas de masa de harina de trigo o cebada, a las que se añaden dátiles, azafrán y una pizca de cúrcuma para darles sabor. Una vez horneadas, quedan como bollos esponjosos que se sirven acompañados de miel y queso de la región.

Muchos restaurantes emiratíes modernos han modificado la receta del humilde khameer para adaptarlo a los gustos actuales, con ingredientes como Nutella, mantequilla de cacahuete y mermelada o tarta de manzana. La Propuesta de Al Fanar se mantiene bastante fiel a la receta tradicional, con una opción frita acompañada con un paté a base de huevo y una mezcla agridulce de sirope de dátiles y queso cremoso.

6

Luqaimat

El luqaimat, uno de los platos favoritos de los bufés árabes, es una bola de masa hervida frita, crujiente por fuera y esponjosa en su interior. Su nombre significa «bocadito» en árabe, y normalmente se sirve antes de postres más contundentes.

Estas bolas de masa se preparan con harina y levadura, y se aderezan con cardamomo y azafrán para darles un sabor distintivo. Una vez fritas, se cubren con melaza de dátiles (conocida como dibs) y con semillas de sésamo. Se sirven apiladas en una bandeja y, una vez que se empieza, es casi imposible dejar de comer estos deliciosos dulces crujientes. ¿Le apetece un mordisco? Pruébelos en Sukkar, en Boxpark.

7

Kunafa

El kunafa es uno de los platos favoritos de la región, siempre presente en la carta de los restaurantes emiratíes y árabes en general. El plato consta de una capa gruesa de queso fresco suave cubierto con pasta vermicelli o trigo triturado. Aunque la mejor forma para servir esta delicia es muy caliente y empapada de sirope de azúcar al natural o con aroma a rosas, muchos restaurantes preparan su propia versión de este postre.El

kunafa también es un desayuno muy popular entre los más golosos. Durante el ajetreo de la mañana en la parte antigua de la ciudad, es común que los restaurantes árabes sirvan este plato directamente desde la ventana del local: dentro de un pan brioche, es el desayuno perfecto para ir comiendo por la calle. Visite Bosporus, en el centro comercial WAFI Mall, y pruebe sus originales versiones del típico kunafa, servido con nata, helado o incluso chocolate.

8

Assidat Al Boubar

El Assidat Al Boubar, comúnmente conocido como asida, es un pudin de calabaza dulce, pero con un toque salado.

Este clásico de la cocina emiratí está hecho de harina, azúcar, cardamomo, azafrán y, por supuesto, calabaza, aunque a veces se le añade agua de rosas y miel para acentuar su exquisito sabor. La mejor forma de tomar este postre es mientras todavía está caliente y con una buena cantidad de ghee (mantequilla clarificada) y frutos secos. Una verdadera exquisitez que podrá disfrutar en el extravagante Sikka Cafe, en City Walk.

9

Baklava

El baklava es quizá uno de los postres más conocidos de la región. Esta polifacética delicia típica de Turquía se elabora con pasta filo rellena de frutos secos y empapada en miel dulce.

Dubái cuenta con alguna de las mejores confiterías del mundo especializadas en baklava. Pruebe las diferentes variedades y llévese su favorita a casa para compartirla con sus familiares y amigos. Bateel es un establecimiento bastante conocido por la exquisita presentación de sus dulces.

No se pierda nada

Reciba las actualizaciones más recientes sobre qué hacer en Dubái

Toda la información facilitada se procesará de acuerdo con nuestra Política de privacidad.